EVANGELII GAUDIUM, María en la misión de la Iglesia

(Introducción) n.5. El Evangelio, donde deslumbra gloriosa la Cruz de Cristo, invita insistentemente a la alegría. Bastan algunos ejemplos: «Alégrate» es el saludo del ángel a María (Lc 1,28)… «Mi espíritu se estremece de alegría en Dios, mi salvador» (Lc 1,47)…

(Cap. III: El anuncio del Evangelio) n.142 … La memoria del pueblo fiel, como la de María, debe quedar rebosante de las maravillas de Dios. Su corazón, esperanzado en la práctica alegre y posible del amor que se le comunicó, siente que toda palabra en la Escritura es primero don antes que exigencia. (Ver también nn.90, 104, 125, 144, 197– el “sí” –, 252).

CAPÍTULO QUINTO: EVANGELIZADORES CON ESPÍRITU
María, la Madre de la evangelización: n.284. Con el Espíritu Santo … (Hech 1,14) hizo posible la explosión misionera …Ella es la Madre de la Iglesia evangelizadora y sin ella no terminamos de comprender el espíritu de la nueva evangelización.

El regalo de Jesús a su pueblo: n.285. «Mujer, ahí tienes a tu hijo». Luego le dijo al amigo amado: «Ahí tienes a tu madre» (Jn 19,26-27) … Cristo nos lleva a María. Él nos lleva a ella, porque no quiere que caminemos sin una madre y el pueblo lee en esa imagen materna todos los misterios del Evangelio …La íntima conexión entre María, la Iglesia y cada fiel, en cuanto que, de diversas maneras, engendran a Cristo…

n.286. María es la que sabe transformar una cueva de animales en la casa de Jesús, con unos pobres pañales y una montaña de ternura … comprende todas las penas… Ella es la misionera que se acerca a nosotros para acompañarnos por la vida, abriendo los corazones a la fe con su cariño materno. Como una verdadera madre, ella camina con nosotros, lucha con nosotros, y derrama incesantemente la cercanía del amor de Dios… mirarla y dejarse mirar por ella … María les da la caricia de su consuelo maternal y les dice al oído: «No se turbe tu corazón … ¿No estoy yo aquí, que soy tu Madre?».

La Estrella de la nueva evangelización: n.287. A la Madre del Evangelio viviente le pedimos que interceda para que esta invitación a una nueva etapa evangelizadora sea acogida por toda la comunidad eclesial…

n.288. Hay un estilo mariano en la actividad evangelizadora de la Iglesia. Porque cada vez que miramos a María volvemos a creer en lo revolucionario de la ternura y del cariño … Es contemplativa del misterio de Dios en el mundo, en la historia y en la vida cotidiana de cada uno y de todos. Es la mujer orante y trabajadora en Nazaret … Estrella de la nueva evangelización … que la alegría del Evangelio llegue hasta los confines de la tierra y ninguna periferia se prive de su luz. Madre del Evangelio viviente, manantial de alegría para los pequeños, ruega por nosotros.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.