Lunes semana 12ª Tiempo Ordinario (23 junio 2014)

De Corazón a corazón: 2Re 17,5-18 (“Volveos de vuestros malos caminos”); Mt 7,1-5 (“Saca primero la viga de tu ojo”)

Contemplación, vivencia, misión: Desde los inicios de la creación y de la historia humana, Dios, que ha creado al ser humano a su imagen, nos ama dándose él y espera que el corazón del hombre se abra libremente a la verdad de la donación. A esta realidad, que da sentido a la vida humana, Jesús la ha llamado “conversión”, a modo de apertura generosa y comprometida a los planes de Dios Amor.

*En el día a día con la Madre de Jesús: María se dejaba sorprender por la “mirada” misericordiosa de Dios (su “Magníficat”). Cuando nosotros reconocemos lo poco que hemos amado a Dios y a los hermanos, entonces “reparamos”  al Corazón de Cristo, para empezar una vida nueva marcada por su amor.

*Alegría del Evangelio, renovación misionera: “Para entender esta realidad hace falta acercarse a ella con la mirada del Buen Pastor, que no busca juzgar sino amar. Sólo desde la connaturalidad afectiva que da el amor, podemos apreciar la vida teologal presente en la piedad de los pueblos cristianos, especialmente en sus pobres” (Evangelii Gaudium, n.125

Los comentarios están cerrados.