Santa Teresa de Jesús (15 octubre 2014, Año Jubilar)

De Corazón a corazón: Sir 15,1-6 (“El que abraza la ley alcanza la sabiduría; como madre le saldrá al encuentro”); Mt 11,25-30 (“Yo te bendigo, Padre … porque has ocultado estas cosas a sabios e inteligentes, y se las has revelado a pequeños”); / Lc 6,43-45(“Cada árbol se reconoce por su fruto”) Contemplación, vivencia, misión: La “sabiduría” está íntimamente relacionada con la humildad y el amor. Somos buscadores de la Verdad, que “ya” habita en nuestro corazón, pero que “todavía no” es visión y encuentro definitivo. A Dios Amor, uno y trino, revelado por Cristo, y al mismo Cristo, sólo se le encuentra y se le conoce amando: “Tratar de amistad, estando muchas veces tratando a solas con quien sabemos que nos ama” (Vida, 8,5). Quien dice confiadamente al Señor “vuestra soy, para Vos nací… yo toda me entregué y di”, puede decir también: “Sólo Dios basta” (Poesías). Entonces, “con tan buen amigo presente, todo se puede sufrir… es amigo verdadero ” (Vida, 22,6).

En el día a día con la Madre de Jesús: “Gran cosa es lo que agrada a nuestro Señor cualquier servicio que se haga a su Madre” (Fundaciones, 10,5).

*NUEVA EVANGELIZACIÓN, fidelidad al Espíritu: “Es el Espíritu Santo, enviado por el Padre y el Hijo, quien transforma nuestros corazones y nos hace capaces de entrar en la comunión perfecta de la Santísima Trinidad, donde todo encuentra su unidad” (Evangelii Gaudium, n.117). Ver miércoles semana 28ª Tiempo Ordinario en Año Litúrgico.

Los comentarios están cerrados.