Lunes semana 30ª Tiempo Ordinario (27 octubre 2014)

De corazón a corazón: Ef 4,32-5,8 (“Perdonaos… y vivid en el amor, como Cristo os amó y se entregó por nosotros”); Lc 13,10-17 (“Mujer, quedas libre de tu enfermedad”)

Contemplación, vivencia, misión: Quien ha experimentado el amor misericordioso de Jesús, no puede dejar de irradiar este amor hacia todos sin excepción, perdonando, comprendiendo, acompañando. Todo lo nuestro encuentra eco en su Corazón. Quedamos de verdad “sanados”, cuando lo “sentimos” cercano, identificándose con nuestro caminar. Tener el corazón en paz, es la mejor sanación. Hay que pedir la salud del cuerpo y del corazón.

*En el día a día con la Madre de Jesús: La vida es relación de donación con Dios y con todos los hermanos. “La sencilla plegaria del Rosario sintoniza con el ritmo de la vida humana" (S.Juan Pablo II, RVM n.2).

*NUEVA EVANGELIZACIÓN, fidelidad al Espíritu: “El Espíritu Santo obra como quiere, cuando quiere y donde quiere; nosotros nos entregamos pero sin pretender ver resultados llamativos. Sólo sabemos que nuestra entrega es necesaria” (Evangelii Gaudium, n.279).

Los comentarios están cerrados.