Viernes semana 32ª Tiempo Odinario (14 noviembre 2014)

De Corazón a corazón: 2Jn 1,3-9 ("La gracia, la misericordia y la paz de parte de Dios… según la verdad del amor"); Lc17,26-36 ("El día en que el Hijo de Dos se manifieste")

Contemplación, vivencia, misión: En la balanza de Dios, sólo pesa la verdad y el amor. Dios es el único capaz de rehacernos de nuevo con su misericordia. Todos los días son una venida de Cristo, que nos examina de amor, después de habernos perdonado y revestido de su mismo amor. Un día, esta venida será definitiva. Por esto vivimos “gozosos en la esperanza” (Rom 12,12). La propia identidad se descubre y se construye en la verdad de la donación.

*En el día a día con la Madre de Jesús: Nuestro "barro" en manos de Dios (que es buen "alfarero") se va convirtiendo en una obra de artesanía y en un museo de la misericordia divina. María experimentó más que nadie esta obra salvífica, “redimida de un modo eminente, en atención a los futuros méritos de su Hijo” (LG 53).

*NUEVA EVANGELIZACIÓN, fidelidad al Espíritu: Fidelidad es aceptar la “presencia” del Espíritu Santo, abrirse al “Dios vivo”, Dios Amor. Dios no es abstracto ni se reduce a una idea (Ver esquema sobre fidelidad al Espíritu Santo en “categorías”: Espíritu Santo y Nueva Evangelización)

Los comentarios están cerrados.