Martes semana cuarta Adviento (23 diciembre 2014)

De Corazón a corazón: Mal 3,1-4.23-24 ("Enseguida vendrá el Señor a quien vosotros buscáis"); Lc 1,57-66 ("Juan es su nombre")

Contemplación, vivencia, misión: Jesús llama a nuestra puerta desde el seno de María. Sólo pide deseo de abrirle y un pequeño esfuerzo de servicio y donación a los hermanos. Nos quiere dar el nombre de "Juan" = don de Dios para todos. Ser sólo y en todo expresión del amor de Jesús. Nuestro único y verdadero premio consiste en que seamos mensajeros de un Navidad permanente.

*En el día a día, con la Madre de Jesús: "¡Enhorabuena venga tal día en el cual el Padre Eterno nos da a su Hijo, y su santa Madre también!" (S. Juan de Ávila, Sermón 4).

*Nueva Evangelización, fidelidad al Espíritu: “La persona, que por el poder del Espíritu Santo es conducida progresivamente a la plena configuración con Cristo, refleja en sí misma un rayo de la luz inaccesible y en su peregrinar terreno camina hacia la Fuente inagotable de la luz” (VC 19)

Anuncios

Los comentarios están cerrados.