Nombre de Jesús (3 enero 2015)

De Corazón a corazón: Fil 2,1-11 (“Al nombre de Jesús se doble toda rodilla”); Mt 1,18-25/Lc 2,21-24 (“Se le dio el nombre de Jesús”)

Contemplación, vivencia, misión: Si Jesús no fuera el Hijo de Dios, que murió y resucitó, no pasaría de ser uno de tantos fundadores de grupos religiosos. La novedad de Jesús, único “Salvador”, estriba en haberse humillado, tomando realmente nuestra condición humana. Nos ha hecho partícipes de su misma vida divina. Orar pronunciando el nombre de “Jesús” es sosiego para quien practica la fe como conocimiento de Cristo vivido personalmente.

*En el día a día, con la Madre de Jesús: María “puso al niño en un pesebre” (Lc 2,7). “Cuando alguien da un pequeño paso hacia Jesús, descubre que Él ya esperaba su llegada con los brazos abiertos” (Evangelii Gaudium, n.3)

*Nueva Evangelización, fidelidad al Espíritu: "Allegaos al pesebre y pedidle con fe: Señor, pues que tú te ablandaste, ablándame a mí el corazón” (S. Juan de Ávila, Sermon 2). *Para día 3 de enero, antes de Epifanía: 1Jn 2,29-3,6 (“Mirad qué gran amor nos ha dado el Padre, al hacer que nos llamemos hijos de Dios y los seamos de verdad”); Jn 1,29-34 (“Yo lo he visto y doy testimonio de que éste es el Hijo de Dios”)

Anuncios

Los comentarios están cerrados.