Sábado semana tercera Tiempo Ordinario (31 enero 2015, S.Juan Bosco)

De Corazón a corazón: Heb 11,1-2.8-19 ("La fe es garantía de lo que se espera… Abraham obedeció y salió… ofreció a Isaac"); Mc 4,35-41 ("Pasad a la otra orilla… ¿no tenéis fe?")

Contemplación, vivencia, misión: Jesús quiere ser siempre "sorpresa". Cuando todo parece que falla, se deja entender de quienes creen en él. Hay mucha chatarra y ruido que impide vivir de la fe. Necesitamos algún "contratiempo" (o “coscorrón”) para despertarnos y abrir los ojos a la presencia de Jesús. Nos acompaña especialmente cuando parece ausente. "Sentir" su "ausencia", es una señal de que creemos en él.

*En el día a día con la Madre de Jesús: La fe es auténtica cuando se vive y se anuncia. “La Bienaventurada Virgen avanzó en la peregrinación de la fe y mantuvo fielmente la unión con su Hijo hasta la cruz" (LG 63).

*Nueva Evangelización, fidelidad al Espíritu: “Los cristianos, inmersos en las ocupaciones y preocupaciones de este mundo, pero llamados también a la santidad, tienen necesidad de encontrar en vosotros corazones purificados que « ven » a Dios en la fe, personas dóciles a la acción del Espíritu Santo que caminan libremente en la fidelidad al carisma de la llamada y de la misión” (VC n.109)

Los comentarios están cerrados.