Sábado semana quinta Tiempo Ordinario (14 febrero 2015, Stos Cirilo y Metodio)

De Corazón a corazón: Gen 3,9-24 (“Pondré enemistades entre ti y la mujer, entre tu descendencia y la suya”); Mc 8,1-10 (“Siento compasión de esta muchedumbre”) Contemplación, vivencia, misión: El divino alfarero se ha compadecido del barro que empezó a modelar con sus manos y en el que infundió su misma vida (cfr. Gen 12,7). La promesa de redención, como signo de esperanza, quedará impresa en el corazón de la humanidad. Del linaje de “la mujer” nacerá Jesús, el Redentor prometido. La “compasión” descrita por Jesús en la figura del padre del hijo pródigo (Lc 15,20), tiene matices de “seno”, “regazo” o “ternura materna”.

*En el día a día con la Madre de Jesús: María “Inmaculada” es la figura emblemática de la oposición total al espíritu del mal y al pecado. Estamos en “su regazo” materno por el hecho de estar “bautizados” (“injertados”) en Cristo.

*Nueva Evangelización, fidelidad al Espíritu: “Para las personas consagradas, que se han hecho «un corazón solo y una sola alma» (Hech 4, 32) por el don del Espíritu Santo derramado en los corazones (cfr Rom 5, 5), resulta una exigencia interior el poner todo en común” (VC 42). Ver Santos Cirilo y Metodio en Año Liturgico (Santos)

Anuncios

Los comentarios están cerrados.