Sábado semana octava Tiempo Ordinario (30 mayo 2015, S.Fernando)

De Corazón a corazón: Sir 51,17-27 ("Mi corazón se ha alegrado en la sabiduría… Adquiridla sin dinero"); Mc 11,27-33 ("¿Con qué autoridad haces esto?… El bautismo de Juan, ¿era del cielo?")

Contemplación, vivencia, misión: La verdadera sabiduría es el amor. Haciendo de la vida una donación a todos gratuitamente, el corazón queda en paz y contento. La "autoridad" de Jesús es su modo de amar en la verdad. Sólo Dios ama así: dándose y llevándonos en su corazón. Su precursor, Juan el Bautista, compartió su misma vida y donación. "Si nosotros no seguimos las huellas de Jesús, ¿quién irá tras Él?" (Sta. Bonifacia Rodríguez)

*El Evangelio en el Corazón de la Madre de Jesús y de la Iglesia: El Espíritu Santo, que formó a Jesús en el seno de María, nos quiere transformar en un destello del mismo Jesús: vivir felices y hacer felices a los demás, amando y perdonando. “Quien, por la gracia de Dios, recibe la misión, está llamado a vivir la misión” (Mensaje Domund 2015).

Los comentarios están cerrados.