Lunes semana novena Tiempo Ordinario (1 junio 2015 S. Justino)

De Corazón a corazón: Tob 1,1-2; 2,1-9 (Tobías: “Ve a buscar un pobre”); Mc 12,1-12 (“Un hombre plantó una viña… Respetarán a mi hijo”)

Contemplación, vivencia, misión: La Escritura describe siempre ambientes familiares, de convivencia, caridad y trabajo. Si Jesús está “en medio” nuestro (Mt 18,20), es él quien aquí y ahora invita a abrir los ojos y el corazón a las necesidades de los demás hermanos. Dios quiso rehacer el ambiente familiar de su pueblo, de su “viña”, y envió a su Hijo. Sólo él, muriendo y resucitando, puede recomponer los platos rotos. Y a nosotros nos pide compartir y completar su tarea.

*El Evangelio en el Corazón de la Madre de Jesús y de la Iglesia: Todos los años, la Sagrada Familia iba a “celebrar la Pascua” (cfr. Lc 2,41). Los tres años de la vida pública de Jesús fueron un itinerario hacia la Pascua anual. Ahora María nos acompaña para hacer de nuestro “bautismo” un camino de Pascua en Jesús, compartiendo su muerte y resurrección: “Con Cristo sois sepultados en el Bautismo, con él también habéis resucitado” (Col. 2, 12).

Anuncios

Los comentarios están cerrados.