Martes semana novena Tiempo Ordinario (2 junio 2015)

De Corazón a corazón: Tob 2,10-23 (Tobías quedó ciego); Mc 12,13-17 (“Dad al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios”)

Contemplación, vivencia, misión: ¡Qué sencillo sería mirar al mundo con los ojos de Jesús! El Señor no ha venido para quitarnos los dones que nos ha regalado, sino para decirnos que esos dones son pasajeros y para compartir; son sólo una preparación para recibirle a Él mismo. Sin esta perspectiva de una donación global, total y definitiva, los dones de Dios se convierten en fuente de litigios entre hermanos y guerras ancestrales entre los pueblos.

*El Evangelio en el Corazón de la Madre de Jesús y de la Iglesia: María meditó en su corazón que Jesús era “la luz para iluminar a los pueblos… señal de contradicción” (Lc 2,32.34). Ahora Jesús nos lo da como Madre, para transformarnos en Él bajo la acción del Espíritu de amor.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.