Viernes semana novena Tiempo Ordinario (5 junio 2015. S. Bonificio)

De Corazón a corazón: Tob 11,5-17 (Regreso de Tobías a casa); Mc 12,35-37 (“La muchedumbre le oía con agrado”)

Contemplación, vivencia, misión: La vida se asume en relación interpersonal con Dios hecho hombre, nuestro protagonista, hermano, consorte. En la historia, con sus luces y sombras, todo es gracia. Quienes rechazaron a Jesús y quienes le acogieron, todos están en este panorama de conjunto, donde Dios “hace salir su sol” con cariño paternal y misericordioso. El “misterio” continúa porque es reflejo del gran misterio de Dios Amor. Mientras tanto, siempre es posible sonreír, escuchar, acompañar, olvidándose de sí mismo, y así poder ayudar a que todos se abran al amor.

*El Evangelio en el Corazón de la Madre de Jesús y de la Iglesia: La fe, la vida de gracia, la fidelidad a la propia vocación, la perseverancia, todo es una gracia que Dios da sin discriminación, con tal que el corazón no se cierre en su autosuficiencia y orgullo egoísta. María es “modelo de fe vivida” (Juan Pablo II) en el corazón de la Iglesia.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.