Sábado semana 15ª Tiempo Ordinario (18 julio 2015)

De Corazón a corazón: Ex 12,37-42 (Israel sale de Egipto); Mt 12,14-21 (“Los curó a todos… En su nombre pondrán las naciones su esperanza”)

Contemplación, vivencia, misión: Jesús es nuestra esperanza, nuestro punto de apoyo en el camino hacia la Verdad y la Vida. Él se nos hace camino en nuestro éxodo. Con Él nos vamos purificando de enfoques equivocados. Nuestro barro no le espanta, como tampoco nuestra realidad quebradiza y nuestra poca vitalidad. Él  llena nuestros vacíos y carencias con su amor desinteresado. Todos los pueblos y culturas encuentran en Él la esperanza definitiva. “Caminemos cantando. Que nuestras luchas y nuestra preocupación por este planeta no nos quiten el gozo de la esperanza” (Laudato si’, n.244).

*El Evangelio en el Corazón de la Madre de Jesús y de la Iglesia: La “Virgen del Camino” es un título muy extendido en la devoción mariana popular. Ella está también en el “camino” del Calvario (Jerusalén) y en el camino que llega a la Ciudad Eterna (“La Madonna della Strada”). Ella es “memoria” del objetivo de nuestro caminar.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.