Lunes semana 20ª Tiempo Ordinario (17 agosto 2015)

De Corazón a corazón: Jue 2,11-19 (“Abandonaron al Señor”. Institución de los jueces); Mt 19,16-22 (“Si quieres ser perfecto, vende lo que tienes, dáselo a los pobres, ven y sígueme”)

Contemplación, vivencia, misión: No tiene sentido la vida cuando anteponemos algo o alguien al amor de Cristo. Nada ni nadie puede suplirle. “Dejarlo todo” o venderlo todo equivale a desprenderse de todas las preferencias que no sean los latidos de su Corazón. Las infidelidades y las guerras comienzan todas en un corazón dividido. Sin una vida de pobreza, no se transparenta el mensaje de Jesús. “El domingo, día de descanso, cuyo centro es la Eucaristía, derrama su luz sobre la semana entera y nos motiva a incorporar el cuidado de la naturaleza y de los pobres” (Laudato si’, n.237).

*El Evangelio en el Corazón de la Madre de Jesús y de la Iglesia: El seguimiento evangélico de los Apóstoles después de Caná fue con la Madre de Jesús (cfr. Jn 2,12).

Anuncios

Los comentarios están cerrados.