Martes semana 20ª Tiempo Ordinario (18 agosto 2015)

De Corazón a corazón: Jue 6,11-24 (Dios elige a Gedeón: “El Señor está contigo”); Mt 19,23-30 (“Nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido”)

Contemplación, vivencia, misión: Dios elige instrumentos débiles, pero disponibles, libres de toda atadura egoísta. La afirmación de Pedro es la pauta del discípulo misionero en todas las épocas. Seguir a Cristo es ya nuestro verdadero “todo”, el único que puede llenar el corazón. Pero la entrega debe ser en su “nombre”, por amor a él, en adhesión a su persona, sin poder ya prescindir de él. Si él está presente, todo se puede afrontar y todo puede cambiar en una nueva donación de solidaridad y gratuidad. “La actitud básica de autotrascenderse, rompiendo la conciencia aislada y la autorreferencialidad, es la raíz que hace posible todo cuidado de los demás y del medio ambiente” (Laudato si’, n.208)

*El Evangelio en el Corazón de la Madre de Jesús y de la Iglesia: La fe de María es nuestra pauta (cfr. Lc 1,45). Es la fe que se convierte en adhesión personal y relación íntima con Cristo.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.