Viernes semana 21ª Tiemop Ordinario (28 agosto 2015, S. Agustín)

De Corazón a corazón: 1Tes 4,1-5 (“Ésta es la voluntad de Dios: vuestra santificación”); Mt 25,1-13 (Parábola de las vírgenes: “¡Ya viene le esposo, salid a su encuentro!”)

Contemplación, vivencia, misión: El camino de santidad (que es vocación de todo cristiano) es camino de desposorio (consorcio, amistad) con Cristo. “No se puede anteponer nada a su amor” (San Cipriano y San Benito). Nada ni nadie puede ocupar el lugar de Cristo en el propio corazón. La vida se plasma en el molde del amor: “ordo amoris” (San Agustín y Santo Tomás). Fuera de ese molde, todos son sustos y fantasmas. “Ya hemos tenido mucho tiempo de degradación moral, burlándonos de la ética, de la bondad, de la fe, de la honestidad, y llegó la hora de advertir que esa alegre superficialidad nos ha servido de poco” (Laudato si’, n.229).

*El Evangelio en el Corazón de la Madre de Jesús y de la Iglesia: Cuando Jesús llama “mujer” a su Madre (Jn 2,4; 19.26), indica su realidad de “consorte” o “asociada” a su obra salvífica como figura de la Iglesia. María “Virgen” pertenece totalmente a la obra de su hijo. (Ver San Agustín en Año Litúrgico, Santos)

Anuncios

Los comentarios están cerrados.