Martirio de San Juan Bautista (sábado 29 agosto 2015)

De Corazón a corazón: Jer 1,17-19 (“No te dejes intimidar… Yo estoy contigo para libarte”); Mc 6,17-29 (Martirio de Juan Bautista)

Contemplación, vivencia, misión: Desde el seno de nuestra madre, Dios nos ha elegido para ser expresión de su amor y poder anunciar a otros el verdadero proyecto de Dios. Vivir en Cristo se traduce en el riesgo de perderlo todo por su amor, también la propia vida. “Dios, que nos convoca a la entrega generosa y a darlo todo, nos ofrece las fuerzas y la luz que necesitamos para salir adelante” (Laudato si’, n.245)

*El Evangelio en el Corazón de la Madre de Jesús y de la Iglesia: María oyó la profecía sobre Juan el “Precursor”: “Y tú, niño, irás delante del Señor a preparar sus caminos” (Lc 1,76). Juan precedió a Jesús en la muerte “martirial”, pero la muerte de Jesús es “redención” y esperanza de resurrección, porque nos “compró con su sangre” (Hech 20,28).

Los comentarios están cerrados.