Domingo 22º Tiempo Ordinarnio (30 agosto 2015)

De Corazón a corazón: Deut 4,1-2.6-8 (“Ahora, Israel, escucha los mandatos y decretos que yo os mando cumplir”); Sant 1,17-18.21-22.27 (“Con la Palabra de la verdad nos engendró… Llevadla a la práctica”); Mc 7,1-8.14-15.21-23 (“Su corazón está lejos de mí”)

Contemplación, vivencia, misión: Es la queja tantas veces repetida por Jesús: “Vuestro corazón está lejos de mí”, “no me conocéis”… Sólo quien busca la verdad y el bien, busca a Jesús y finalmente lo encuentra. En él, Dios se nos hace cercano y nos quiere comunicar su misma vida, porque “Dios nos engendró con su Palabra”, que tiene que vivir en el centro de nuestro corazón. “Jesús nos enseñaba esta actitud cuando nos invitaba a mirar los lirios del campo y las aves del cielo, o cuando, ante la presencia de un hombre inquieto, «detuvo en él su mirada, y lo amó» (Mc 10,21)” (Laudato si’, n.226).

*El Evangelio en el Corazón de la Madre de Jesús y de la Iglesia: En su seno se formó la “Palabra” (Jesús); ya antes había recibido la “Palabra” en su Corazón. Allí estamos invitados para no quedarse en superficialidades inconsistentes.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.