Jueves semana 22ª Tiempo Ordinario (3 septiembre, S.Gregorio Magno)

De Corazón a corazón: Col 1,9-14 (“Nos ha rescatado del poder de las tinieblas y nos transportó al reino de su querido Hijo, en quien tenemos la liberación y el perdón de los pecados”); Lc 5,1-11 (“Enseñaba desde la barca… Boga mar a dentro y echad vuestras redes para pescar”).

Contemplación, vivencia, misión: Jesús enseña desde la misma barca que no había tenido éxito cuandono estaba él. Su palabra hará eficaz el trabajo de la pesca. Jesús en persona es el “Reino”, con sus enseñanzas y los dones del Espíritu, según el proyecto del Padre. Los primeros discípulos intuyeron la riqueza de este Reino y dejaron atrás la chatarra que no puede llenar el corazón. “La constante acumulación de posibilidades para consumir distrae el corazón e impide valorar cada cosa y cada momento” (Laudato si’, n.222).

*El Evangelio en el Corazón de la Madre de Jesús y de la Iglesia: La vida es una sorpresa continua. Si nos acompaña María, es fácil descubrir las huellas de Cristo que se identifican con las nuestras. Quien le busca de verdad, es que ya lo tiene en su corazón.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.