Sábado semana 25ª Tiempo Ordinario (26 septiembre 2015)

De Corazón a corazón: Zac 2,5-15 ("Grita de gozo y regocíjate, hija de Sión, pues he aquí que yo vengo a morar dentro de ti"); Lc 9,43-45 ("El Hijo del hombre va a ser entregado a manos de los hombres…no lo comprendían")

Contemplación, vivencia, misión: No lo entendieron al Señor porque les hablaba del sufrimiento. En la última cena dirá: “no me habéis conocido”. Tenían otros esquemas en la cabeza y en el corazón. Por esto discutían quién era el primero. A Jesús se le conoce amándo. Sólo Él puede comunicar el gozo de un resurgir de las cenizas, todos los días, porque éste es el mensaje de la “buena nueva” y de su Pascua. “La espiritualidad cristiana propone un modo alternativo de entender la calidad de vida … Se trata de la convicción de que «menos es más»” (Laudato si’, n.222).

*El Evangelio en el Corazón de la Madre de Jesús y de la Iglesia: El gozo de una Jerusalén reconstruida, como figura de un pueblo redimido, es el gozo que el ángel anunció a María: "Alégrate, llena de gracia". Es el gozo que pasa por la cruz redentora.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.