Lunes semana 26ª Tiempo Ordinario (28 septiembre 2015)

De Corazón a corazón: Zac 8,1-8 ("Yo salvo a mi pueblo… Serán mi pueblo y yo seré su Dios"); Lc 9,46-50 ("El más pequeño entre vosotros, ése es el mayor")

Contemplación, vivencia, misión: No se puede entender la enseñanza de Jesús sobre quién es mayor (el más pequeño), si no es a partir de su amor. Él se humilló hasta hacerse esclavo de todos. Si no se vive en sintonía con sus sentimientos (cfr. Fil 2,5), es imposible vivir como él. El Antiguo Testamento ya tiene una perspectiva semejante: sólo se entiende desde la cercanía amorosa de Dios hacia su pueblo, hacia los más pobres. Esta cercanía encuentra su cumplimiento y plenitud en Jesús el “Emmanuel”. “La educación ambiental debería disponernos a dar ese salto hacia el Misterio, desde donde una ética ecológica adquiere su sentido más hondo… para el cuidado de los pobres y del ambiente” (Laudato si’, n.210 y 214).

*El Evangelio en el Corazón de la Madre de Jesús y de la Iglesia: Dios declara su amor (“yo seré vuestro Dios”…) y espera el “sí” de la Hija de Sión, figura de la Iglesia (cfr. Lc. 1,38).

Anuncios

Los comentarios están cerrados.