Jueves semana 31ª Tiempo Ordinario (12 noviembre, S. Josafat)

De Corazón a corazón: Sab 7,22-8,1 (“La sabiduría… es una imagen de la bondad de Dios… forma amigos de Dios… gobierna el universo”); Lc 17,20-25 (“El Reino de Dios viene sin dejarse sentir… ya está entre vosotros”)

Contemplación, vivencia, misión: El “Reino de Dios” es siempre el mismo Jesús, su mensaje y los dones salvíficos que nos trae. Está presente en los signos eclesiales (escondido), en el corazón de cada creyente (llamando a la puerta), en el corazón de cada ser humano (esperando). Está “cerca”, está “presente”, nos espera, nos envía, nos llama para un encuentro definitivo. Él es la “sabiduría” personal o expresión personal del Padre, reflejo de su luz (en el amor del Espíritu Santo), amigo de los hombres. “El ejemplo de santa Teresa de Lisieux nos invita a la práctica del pequeño camino del amor, a no perder la oportunidad de una palabra amable, de una sonrisa, de cualquier pequeño gesto que siembre paz y amistad” (Laudato si’, n.230)

*El Evangelio en el Corazón de la Madre de Jesús y de la Iglesia: Cuando las manos de María “envolvían en pañales” al niño Jesús para “recostarlo en un pesebre” (Lc 2,7), su corazón maternal latía al unísono con los amores del Hijo Redentor nuestro, con una repercusión salvífica en toda la historia.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.