Sábado 19 diciembre 2015, semana tercera Adviento

De Corazón a corazón: Jue 13,2-25 (anuncio del nacimiento de Sansón); Lc 1,5-25 (anuncio gozoso del nacimiento de Juan Bautista)

Contemplación, vivencia, misión: La Providencia divina ha dirigido la historia, son sus luces y sombras, en medio de aciertos y disparates humanos, hacia la venida de Cristo. Sólo él trae el verdadero “gozo y alegría”, de que es precursor Juan Bautista. Los éxitos humanos dejan vacío el corazón; las reacciones violentas (como las de Sansón) siembran la tristeza y la desolación. Pero Dios escribe recto con líneas torcidas. Una de las lecciones más hermosas que se aprenden en la vida, consiste en constatar la alegría de los padres cuando ven por primera vez al recién nacido de su amor conyugal. Un momento de alegría auténtica, cambia el mndo.

*Hacia la Navidad con la Madre de Jesús: Todavía más profunda sería la alegría de la Virgen esperando, en los últimos días de gestación, el nacimiento de Jesús. Ella supo “ver primeramente a través de los complica­dos acontecimientos de Israel, y de todo hombre y de la humanidad entera después, aquella misericordia de la que «por todas las generaciones» nos hacemos partícipes según el eterno designio de la Santísima Trinidad” (Dives in misericodia, n.9).

Anuncios

Los comentarios están cerrados.