LA SAGRADA FAMILIA (domingo 27 diciembre, S. Juan Apóstol)

De Corazón a corazón: 1Sam 1,20-22.24-28 ("Presentaron el niño – Samuel – a Elí"); 1Jn 3,1-2.21-24 ("Somos hijos de Dios… Éste es su mandamiento… que nos amemos unos a los otros"); Lc 2,41-52 (Jesús niño "vino a Nazaret, y les estaba sujeto")

Contemplación, vivencia, misión: La vida de familia ha quedado reorientada por la vivencia familiar de Jesús, con María y José. Cada uno estaba enmarcado en un proyecto de amor de Dios. Vivir en familia equivale a compartir este proyecto, respetarlo, aceptar el gozo y el sufrimiento de la sorpresa. La vida tiene sus “por qué”, que sólo se pueden descifrar aceptando la sorpresa de Dios en cada persona y ayudando a los hermanos a vivirla con confianza. La actitud de darse nos hace felices y hace felices a los demás.

*Corazón misericordioso de María, memoria de la Iglesia: “Al pie de la cruz, María junto con Juan, el discípulo del amor, es testigo de las palabras de perdón que salen de la boca de Jesús. El perdón supremo ofrecido a quien lo ha crucificado nos muestra hasta dónde puede llegar la misericordia de Dios” (Misericordiae Vultus, n.24). La familia, como la Iglesia, se construye amando y perdonando.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.