EPIFANIA DEL SEÑOR (donde se celebra el 6 enero)

De Corazón a corazón: Is 60,1-6 ("Arriba, resplandece, que ha llegado tu luz… caminarán las naciones a tu luz"); Ef 3,2-3.5-6 ("El misterio ha sido ahora revelado… que los gentiles sois coherederos, miembros del mismo Cuerpo y partícipes de la misma Promesa en Cristo Jesús"); Mt 2,1-12 ("Hemos visto su estrella en Oriente y venimos a adorarle")

Contemplación, vivencia, misión: Es verdad que no sabemos con certeza el número de los “magos” o “sabios” venidos de Oriente para adorar al Mesías recién nacido. Pero sabemos lo principal: se dejaron sorprender por las inspiraciones que Dios infunde en el corazón, siguieron la “estrella”, encontraron a Jesús, ofrecieron sus dones como expresión de su propia donación y “se volvieron por otro camino”. Quien ha encontrado a Cristo, cambia la propia vida y se hace destello de su amor hacia todos.

*Corazón misericordioso de María, memoria de la Iglesia: A Cristo se le encuentra en una Iglesia identificada con María, portadora de la Luz. “Ella es Madre de la misericordia, porque ha engendrado en su seno el Rostro mismo de la misericordia divina, Jesús, el Emmanuel, el Esperado de todos los pueblos, el «Príncipe de la Paz» (Is 9,5)” (Papa Francisco, 1.1.16 SMªM). Ver miércoles después de Epifanía, a continuación o en Año Litúrgico del blog.

Los comentarios están cerrados.