Viernes 8 enero 2016 después de Epifanía

De Corazón a corazón: 1Jn 4,7-10 (“Dios es Amor… envió al mundo a su Hijo único para que vivamos por medio de él… propiciación por nuestros pecados”; Mc 6,34-44 (“Sintió compasión de ellos, pues estaban como ovejas que no tienen pastor… «Dadles vosotros de comer»”) (Otros textos: 1Jn 5,5-13; Lc 5,12-16).

Contemplación, vivencia, misión: En la humanidad vivificante de Cristo se muestra el modo peculiar de amar que tiene Dios. Él ama dándose a sí mismo y asumiendo como propia la biografía de cada uno. La “compasión” de Jesús es la expresión humana y apasionada de su amor infinito. Jesús proclama su mensaje amándonos y compartiendo con nosotros todo lo que es, tiene y hace. Así es Dios Amor, que quiere reflejarse en nuestra vida a imagen de la suya, para que podamos decir a todos: Dios te ama, Jesús ha venido para ti. “La misericordia es el corazón de Dios” (Mensaje Paz 2016). Estamos llamados a ser "epifanía" de Jesús.

*Corazón misericordioso de María, memoria de la Iglesia: La “compasión” que experimenta y manifiesta Jesús es la “ternura de Madre” que los profetas atribuían a Dios (cfr. Is 49,14-15; 66,13). En la “misericordia” cantada por María (Lc 1,60s), figura de la Iglesia, podemos captar mejor este sentido materno de la compasión.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.