CÁTEDRA DE SAN PEDRO (22 febrero 2016)

De Corazón a corazón: 1Pe 5,1-4 (“Apacentad la grey de Dios… de corazón”); Mt 16,13-19 (“Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia”)

Contemplación, vivencia, misión: La “Iglesia” somos la “familia” convocada por el amor de Jesús. Todo encargo recibido es para servir a todos como sirvió el mismo Jesús. “Apacentar”, ser “fundamento” de la fe y “confirmar” en esta fe, es el encargo recibido por San Pedro y sus sucesores. Es un regalo y un don para bien toda la familia eclesial. Las pruebas que sufre el sucesor de Pedro afectan a toda la familia y se viven en comunión fraterna y en ámbito familiar. “Me corresponde, como Obispo de Roma, estar abierto a las sugerencias que se orienten a un ejercicio de mi ministerio que lo vuelva más fiel al sentido que Jesucristo quiso darle y a las necesidades actuales de la evangelización” (Evangelii Gaudium, n.32)

*Corazón misericordioso de María, memoria de la Iglesia: En la “comunión” fraterna de los discípulos de Cristo (con Pedro a la cabeza), está siempre la presencia discreta y materna de María, que es modelo de “seguimiento” (Jn 2,12; 19.25) y de “oración” (Hech 1,14). Es una “empatía” de corazón a corazón, como participación en la misma realidad salvífica.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.