Miércoles semana tercera de Pascua (13 abril 2016)

De Corazón a corazón: Hech 8,1-8 ("Los que se habían dispersado iban por todas partes anunciando la Buena Nueva de la Palabra"); Jn 6,35-40 ("El que venga a mí no lo echaré fuera… lo resucitaré")

Contemplación, vivencia, misión: La "Verdad", que es el mismo Jesús en persona, se expande más allá de las fronteras de nuestra fe. El Señor se sirve de nuestras dificultades y "exilios". "La Palabra de Dios no está encadenada" (2Tim 2,9). La seguridad de la esperanza en Cristo Resucitado da sentido a la vida y hace fecundas nuestras cruces.

*Corazón misericordioso de María, memoria de la Iglesia: En nuestro itinerario está siempre Ella. “Que María, Madre y educadora de Jesús, interceda por cada una de las comunidades cristianas, para que, hechas fecundas por el Espíritu Santo, sean fuente de auténticas vocaciones al servicio del pueblo santo de Dios” (Mensaje vocaciones 2016).

Anuncios

Los comentarios están cerrados.