San Marcos Evangelista (lunes 25 abril 2016)

De Corazón a corazón: 1Pe 5,5-14 ("Dios os ha llamado en Cristo… Os saluda mi hijo Marcos"); Mc 16,15-20 ("Id por todo el mundo… Ellos salieron a predicar… el Señor con ellos"):

Contemplación, vivencia, misión: La vocación peculiar de cada uno se armoniza en la “comunión de los santos”. Todos hemos sido llamados por una declaración de amor, para anunciar este mismo amor sin fronteras. Y Cristo acompaña a todos: envía, acompaña y espera en el corazón de cada ser humano y en todos los pueblos. La humildad y confianza en el amor de Dios hace el milagro de convertir al apóstol en signo personal y comunitario de Jesús. “Jesús mismo se presenta como Pastor de cien ovejas, no de noventa y nueve. Las quiere todas. A partir de esta conciencia, se hará posible que «a todos, creyentes y lejanos, pueda llegar el bálsamo de la misericordia como signo del Reino de Dios que está ya presente en medio de nosotros» (Amoris Laetitia, n.309, cita MV 12).

*Corazón misericordioso de María, memoria de la Iglesia: Lo “poquito” que nos dice San Marcos sobre la Virgen es muy aleccionador. Durante su visita a Nazaret, Jesús fue tildado de “carpintero, hijo de María” (Mc 6,3). Ella compartió su misma vida escondida durante treinta años, siempre fiel a la “voluntad de Dios” (Mc 3,33-35).

Los comentarios están cerrados.