Jueves semana 9ª Tiempo Ordinario (2 junio 2016, Jubileo sacerdotal)

De Corazón a corazón: 2Tim 2,8-15 (“Acuérdate de Jesucristo resucitado… la Palabra de Dios no está encadenada”); Mc 12,28-34 (“Escucha… amarás… no estás lejos del Reino de Dios”)

Contemplación, vivencia, misión: Lo que importa es amar de verdad, hacer de la vida una donación, en Cristo resucitado y con Él. Entonces es siempre posible dar testimonio de su resurrección, aunque sea entre cadenas como Pablo, preparándose para el martirio. Hay mucha gente que está “cerca” de Jesús, sin saberlo. Necesitan encontrar el “signo” o “destello” de Jesús. El Cura de Ars “estaba convencido de que para hacer bien a los hombres es necesario amarles".

*Corazón misericordioso de María, memoria de la Iglesia: “Escuchar” la Palabra “en el corazón” como María (cfr. Lc 2,19.51), equivale a dejarse sorprender y conquistar por los latidos del Corazón de Cristo, para ser signo de cómo ama Él. “En el corazón de esta Madre no hay más que amor y misericordia. Su único deseo es vernos felices. El Corazón de la Santísima Virgen María es la fuente de la que Cristo tomó la sangre con que nos redimió” (Santo Cura de Ars).

Anuncios

Los comentarios están cerrados.