CON LA MIRADA MISERICORDIOSA DE JESÚS

“Ver el mundo a través de la mirada de amor de Jesús y comprender la vida como una llamada a servir a Dios” (Amoris Letitia, n.279). “Los primeros discípulos, inmediatamente después de conocer la mirada de Jesús, salían a proclamarlo gozosos: «¡Hemos encontrado al Mesías!» (Jn 1,41)” (Evangelii Gaudium, n.120). “Poner la mirada en el costado traspasado de Cristo, del que habla Juan (cfr. 19, 37) … Es allí, en la cruz, donde puede contemplarse esta verdad. Y a partir de allí se debe definir ahora qué es el amor. Y, desde esa mirada, el cristiano encuentra la orientación de su vivir y de su amar” (Deus Caritas est, n.12).

MIRAR: Con la misma mirada de Jesús, un proyecto de amor (Efes 1)

SONREIR: Ante un misterio de amor (Col 3,3; GS 22), admiración, escucha

SERVIR: Amar como Jesús (Jn 13 y 15). Todos los puestos son importantes para darse y compartir

CAMINAR: Iglesia peregrina, esperanza, acompañar, “canta y camina”, “soy yo”, “estoy contigo”, te acompaño, me quieres completar?… “de dos en dos”, “dos o más, yo en medio”, “un solo corazón”, “que sean uno”

LAS MIRADAS DE JESÚS EN EL EVANGELIO:

Jn 1,38: “viendo que le seguían”
Jn 1,48: “Cuando estabas debajo de la higuera, te vi”
Mc 10,21: “Le miró con amor”
Lc 5,27: “vio a un publicano llamado Leví”
Lc 19,5: “levantando la vista le dijo: Zaqueo, baja enseguida”
Mc 5,32: “Miraba a su alrededor”
Mt 14,14: “Vio mucha gente, sintió compasión de ellos”
Jn 11,35: “Se echó a llorar” (por Lázaro)
Lc 19,41: “Lloró por la ciudad” (Jerusalén)
Mt 14,19: “Levantando los ojos al cielo, dio gracias”…
Lc 22,61: “Miró a Pedro”
Jn 19,26: “Viendo a su Madre y al discípulo amado”

SÍNTESIS PARA COMPARTIR:

* La mirada de Jesús se dirige a todos y a cada uno:
– a sus amigos y discípulos, – a los alejados y pecadores, – a los enfermos y a los que sufren, – a su Madre y al discípulo amado.

* Las características de su mirada son:
– una llamada amorosa, – un examen sobre el fondo del corazón, – una exigencia de respuesta, – una sintonía de compasión, – una oferta de perdón, – una propuesta de amistad y donación mutua.

* Su mirada es actual, en el aquí y ahora de nuestra vida:
– en la eucaristía y en su evangelio, – en los signos sacramentales, – en nuestro Nazaret, Tabor y Calvario, – en el hermano necesitado, – comunicándonos su Espíritu, – haciéndonos reflejo de su mirada para mirar como él.

* ¿Cuál es mi experiencia personal de esta mirada? ¿Qué puedo compartir con los demás? ¿Qué huellas de esta mirada descubro en la vida de los hermanos? ¿Cómo ser trasunto de su mirada hacia todos los hermanos? ¿Cómo “mirar” a los demás para construir la comunidad como reflejo de la Trinidad de Dios Amor?

Anuncios

Los comentarios están cerrados.