Martes semana 12ª Tiempo Ordinario (21 junio 2016, S. Luís Gonzaga)

De Corazón a corazón: 2Re 19,9-36 (Derrota de Senaquerib. “Sólo tú eres Dios… saldrá un Resto de Jerusalén”); Mt 7,6.12-14 (“Cuanto queráis que os hagan los hombres, hacédselo también vosotros a ellos… Entrad por la puerta estrecha”)

Contemplación, vivencia, misión: Los hombres prestamos más atención a la superficie de los acontecimientos, tanto a éxitos como a fracasos. La verdadera historia se escribe en el corazón y en la vida de los “sencillos” y “pobres”; es “el resto”, casi siempre marginado, pero muy dentro del corazón de Dios. Relacionarse con Dios es sencillo, si uno sabe escucharle, dejarse sorprender y dejarse cuestionar, confiar filialmente como un hijo en el regazo de su madre. La “puerta estrecha” de la relación y donación, nos hace entrar en el corazón de Dios Amor.

*Corazón misericordioso de María, memoria de la Iglesia: María, en la visitación a su prima y en Caná, estaba atenta a las necesidades de los demás. “Pues para tal día como este de la encarnación de Dios, tal mañana se requiere como la bienaventurada Virgen… ella es alba saludable; si día de misericordia, ella es madre de misericordia; si día de gracia, ella es madre de gracia” (S. Juan de Ávila, Sermón 61, n.6).

Anuncios

Los comentarios están cerrados.