Jueves semana 22ª Tiempo Ordinario (1 septiembre, JM cuidado creación)

De Corazón a corazón: 1Cor 3,18-23 (“Todo es vuestro, vosotros sois de Cristo y Cristo de Dios”); Lc 5,1-11 (“Enseñaba desde la barca… Boga mar adentro”)

Contemplación, vivencia, misión: Todo nos habla del amor de Dios y todo es nuestro, como donación suya para compartir, al estilo de Jesús. Humildad y confianza se postulan mutuamente. Sería ridículo creerse “superior” a los otros y pensar que uno tiene toda la verdad; y también estaría fuera de lugar un complejo de inferioridad y de “víctima”. Jesús sigue presente en medio de su “Iglesia”, que es su “familia” y sus “hermanos”, como cuando enseñaba desde la barca o caminaba con “los suyos”. “El Padre, « rico de misericordia » (Ef 2,4) … en la « plenitud del tiempo » (Gal 4,4), cuando todo estaba dispuesto según su plan de salvación, Él envió a su Hijo nacido de la Virgen María para revelarnos de manera definitiva su amor” (Misericodiae Vultus, n.1)

*Corazón misericordioso de María, memoria de la Iglesia: La confianza en la presencia de Cristo con su Madre y nuestra, se convierte en la audacia de seguir adelante para afrontar los nuevos retos en la verdad de la caridad. Después de las bodas de Caná, “Jesús bajó a Cafarnaúm con su Madre, sus hermanos (parientes) y sus discípulos” (Jn 2,12).

Los comentarios están cerrados.