Miércoles semana 28ª Tiempo Ordinario (12 octubre, Virgen del Pilar)

De corazón a corazón: Gal 5,18-25 (“Si vivimos según el Espíritu, obremos también según el Espíritu”); Lc 11,42-46 (“Dejáis de lado la justicia y el amor de Dios”)

Contemplación, vivencia, misión: Nuestro caminar está orientado por la brújula de la fe, de la esperanza y del amor. Sin esta orientación, todo se convierte en un caos, donde domina el personalismo y el feudalismo, dejando en la oscuridad y en la tristeza a muchos hermanos y a nuestro mismo corazón. El mayor reproche que ha hecho Jesús es el de afirmar que falta el amor y, por tanto, la justicia. Dios “se implica con ternura en la realidad humana del mismo modo que lo haría un padre y una madre con sus hijos (cf. Jr 31,20)” (Papa Francisco, Mensaje Domund 16).

*Corazón misericordioso de María, memoria de la Iglesia: Las palabras y los hechos de Jesús reflejan los latidos de su Corazón. Cuando se recuerdan, como puede ser por medio del Rosario, tienen una "connatural eficacia para promover la vida cristiana y el empeño apostólico" (Pablo VI).

Los comentarios están cerrados.