Jueves semana 29ª Tiempo Ordinario (20 octubre 2016)

De corazón a corazón: Ef 3,14-21 (“Que Cristo habite en vuestros corazones… El amor de Cristo supera todo conocimiento”); Lc 12,49-53 (“He venido a traer fuego sobre la tierra”)

Contemplación, vivencia, misión: Ideas claras y “pasión” en la entrega, son el secreto del éxito. Pero el “éxito” de quien sigue a Cristo se fundamenta en su amor de donación hasta la cruz. El verdadero premio es precisamente el amar como él. Este amor va más allá de nuestros proyectos y expectativas. Es el “fuego” que Cristo ha venido a traer al mundo, para hacer de toda la humanidad una sola familia. “La Iglesia es, en medio de la humanidad, la primera comunidad que vive de la misericordia de Cristo: siempre se siente mirada y elegida por él con amor misericordioso, y se inspira en este amor para el estilo de su mandato, vive de él y lo da a conocer a la gente en un diálogo respetuoso con todas las culturas y convicciones religiosas” (Papa Francisco, Mensaje Domund 16)

*Corazón misericordioso de María, memoria de la Iglesia: Un camino práctico para vivir y anunciar la fe es “la meditación diaria de los misterios de Cristo en unión con María, la Virgen orante” (Benedicto XVI, 3.10.10)

Los comentarios están cerrados.