Miércoles semana 30ª Tiempo Ordinario (26 octubre 2016)

De Corazón a corazón: Ep 6,1-9 (“El Señor no hace acepción de personas”); Lc 13,22-30 (“Entrad por la puerta estrecha”)

Contemplación, vivencia, misión: Nuestro modo de valorar a las personas es distinto del que tiene el Señor. Él pesa los “corazones”; nosotros pesamos la “hojarasca”. La “puerta estrecha” es aquella por la que sólo pasa el amor. Es “estrecha” según nuestras categorías, pero es tan amplia como la aurora o el amanecer de un nuevo día. “La oración del Rosario no nos aleja de las preocupaciones de la vida; por el contrario, nos pide encarnarnos en la historia de todos los días para saber reconocer en medio de nosotros los signos de la presencia de Cristo” (Papa Francisco, 8.10.16)

*Corazón misericordioso de María, memoria de la Iglesia: La vida es siempre “camino” y “escuela”. “El Rosario es realmente un itinerario espiritual en el que María se hace madre, maestra, guía, y sostiene al fiel con su poderosa intercesión” (Juan Pablo II).

t?sender=aZXNxdWVyZGFiaWZldEBnbWFpbC5jb20%3D&type=zerocontent&guid=e5a7ef44-38cb-42de-9da1-6f34d98627bc

Anuncios

Los comentarios están cerrados.