Viernes semana 31ª Tiempo Ordinario (4 noviembre, S. Carlos Borromeo)

De Corazón a corazón: Fil 3,17-4,1; (Muchos se comportan como enemigos de la cruz de Cristo… Nosotros somos ciudadanos del cielo… esperamos como Salvador a N. S. Jesucristo”); Lc 16,1-8 (“Los hijos de este mundo son más astutos que los hijos de la luz”)

Contemplación, vivencia, misión: A veces da la sensación de estar en un mundo de locos. Jesús ya conoció esta realidad, que Él califico así: "Los hijos de este mundo son más astutos que los hijos de la luz". Pero Él no rechazó a nadie, sino que invitó a imitar el tesón de los "astutos" o "sagaces", traduciéndolo en tesón por reaccionar amando y perdonando. Sólo este amor en la verdad construye la sociedad y la historia. Las "propagandas" y manifestaciones descaradas también duelen (porque proceden de hermanos), pero son hojarasca que se lleva el viento.

*Corazón misericordioso de María, memoria de la Iglesia: La "Cruz" de la donación tiene la última palabra, como "esperanza única". “Madre de la esperanza. Santa María, Madre de Dios, Madre nuestra, enséñanos a creer, esperar y amar contigo. Indícanos el camino hacia su reino. Estrella del mar, brilla sobre nosotros y guíanos en nuestro camino” (Benedicto XVI, Spe salvi, n.50)

Los comentarios están cerrados.