Sábado semana 32ª Tiempo Ordinario (12 noviembre, S. Josafat)

De Corazón a corazón: 3Jn 1,5-8 (“Por el Nombre – de Jesús – salieron… Debemos acogerles para ser colaboradores en la obra de la Verdad”); Lc 18,1-8 (“Cuando el Hijo del hombre venga, ¿encontrará fe sobre la tierra?”)

Contemplación, vivencia, misión: En veinte siglos, ¡cuántos “apóstoles” han gastado y dado la vida para hacer conocer y amar a Cristo! También hoy, innumerables cristianos “anónimos” (en hogares, colegios, parroquias, monasterios, lugares de trabajo… ) caminan felices por el hecho de vivir y transmitir el evangelio, que ellos meditan como Palabra viva y recién salida del Corazón de Cristo. “Con la mirada fija en Jesús y en su rostro misericordioso podemos percibir el amor de la Santísima Trinidad” (Misericordiae Vultus, n.8)

*Corazón misericordioso de María, memoria de la Iglesia: Cristo viene todos los días, está a la puerta invitándose. Quiere entrar para sostener nuestra fe y dar sentido a nuestra vida. María de Nazaret, “Madre de la fe… conserva en su corazón los acontecimientos de su Hijo” (Verbum Domini, n.27).

Los comentarios están cerrados.