Viernes semana 33ª Tiempo Ordinario (18 noviembre 2016)

De Corazón a corazón: Ap 10,8-11 ("Tomé el librito… En mi boca fue dulce como la miel… sentí una amargura en mis entrañas"); Lc 19,45-48 "Mi casa será casa de oración")

Contemplación, vivencia, misión: La historia tiene dos caras como una medalla. Estamos tejiendo un tapiz maravilloso, pero, a veces, sólo vemos el reverso con sus hilachas. Hacia adelante, la luz de Cristo ilumina nuestro caminar inmediato. Basta con dar un paso para poder ver un poco más allá. La vida es hermosa cuando es relación interpersonal de donación. El encuentro con Jesús hace posible esta relación familiar entre hermanos. “Como ama el Padre, así aman los hijos. Como Él es misericordioso, así estamos nosotros llamados a ser misericordiosos los unos con los otros" (Misericordiae Vultus, n.9)

*Corazón misericordioso de María, memoria de la Iglesia: “Que ella nos ayude a poner en práctica la exhortación del apóstol Pablo: «La palabra de Cristo habite entre vosotros en toda su riqueza» (Col 3,16-17)” (Benedicto XVI, 11 octubre 2012). Ver Dedicación Basílicas Stos Pedro y Pablo en Año Litúrgico, Santos.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.