SAGRADA FAMILIA (viernes 30 diciembre 2016)

De Corazón a corazón: Sir 3,3-7.14-17 (“Quien honra a su madre, es como quien atesora; quien honra a su padre… será escuchado en su oración”); Col 3,12-21 (“Revestíos de amor, que es vínculo de la perfección”); Mt 2,13-15. 19-23 (“Toma contigo al niño y a su madre”)

Contemplación, vivencia, misión: Navidad y “familia” son realidades equivalentes. Toda familia y comunidad cristiana es siempre la familia de “Jesús en medio”. La clave de la vida familiar es siempre “el amor” que “viene de Dios” (1Jn 4,7). Sólo cuando vivimos en sintonía con el “sí” de Jesús al Padre, se hace realidad el amor verdadero y Jesús vuelve a nacer. La comunidad o familia que medita las palabras de Jesús en el corazón como María (cfr. Lc 2,19.51), permanece unida para siempre.

* Con María, “Madre de la Esperanza”, a la sorpresa de Dios Amor: “Aquella que durante nueve meses ha sido el arca de la nueva y eterna Alianza, en la gruta contempla al Niño y ve en Él el amor de Dios, que viene a salvar a su pueblo y a toda la humanidad. Junto a María estaba José … también él ha creído en las palabras del ángel, y mirando a Jesús en el pesebre, piensa que aquel Niño viene del Espíritu Santo, y que Dios mismo le ha ordenado llamarle así, ‘Jesús’” (Papa Francisco, 21.12.16).

Anuncios

Los comentarios están cerrados.