Jueves 5 enero 2017, antes de Epifanía

De Corazón a corazón: 1Jn 3,11-21 (“Hemos conocido el amor en que él dio su vida por nosotros”); Jn 1,43-55 (“Sígueme… Hemos encontrado a Jesús… Ven y verás”)

Contemplación, vivencia, misión: La gran sorpresa de nuestra vida consiste en haber encontrado y experimentado a Cristo (Dios hecho hombre), que nos ama hasta dar la vida por cada uno de nosotros. Desde siempre nos lleva en el corazón y ahora nos invita a compartir su misma vida, como actitud de relación amistosa, imitación, transformación, fraternidad y misión. La tarea que nos encarga consiste en hacer que otros le encuentren y se sientan amados por él.

*Con María, “Madre de la Esperanza”, a la sorpresa de Dios Amor: María meditó y continúa meditando en su corazón (cfr. Lc 2,19) el himno de la Navidad: “¡Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra, paz a los hombres amados por él” (Lc 2,14). “La esperanza cristiana se expresa en la alabanza y en el agradecimiento a Dios, que ha inaugurado su Reino de amor, de justicia y de paz” (Papa Francisco, 21.12.16)

Anuncios

Los comentarios están cerrados.