Jueves semana primera Tiempo Ordinario (12 enero 2017)

De Corazón a corazón: Heb 3,7-14 (“Si oís hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones… hemos venido a ser partícipes de Cristo”); Mc 1,40-45 (“Si quieres, puedes curarme… Compadecido le dijo: Quiero, queda limpio”)

Contemplación, vivencia, misión: El “quiero” compasivo de Jesús es “contemporáneo” de nuestro presente. Caminamos entre luces y sombras, a veces algo embarrados, mientras él se nos hace “camino”, “salvación”, “luz”, “verdad” y “vida”, “hermano” y compañero de viaje. Nuestro “hoy” forma parte de su biografía, y en nuestro "aquí y ahora" nos habla de corazón a corazón. Sólo le conoce quien le ama. La acción amorosa de Dios toca nuestra realidad limitada por medio de la mirada compasiva de Cristo.

* Con María, “Madre de la Esperanza”, a la sorpresa de Dios Amor: Con María en su “Magníficat”, se aprende a dejarse sorprender confiadamente por su cercanía y su amor. Con ella aprendemos que esta esperanza “nos salva porque es fuerte y nos hace caminar en la vida con alegría, con ganas de hacer el bien, con las ganas de ser felices para toda la eternidad” (Papa Francisco, 21 diciembre 2016)

Anuncios

Los comentarios están cerrados.