Jueves semana segunda Tiempo Ordinario (19 enero 2017)

De Corazón a corazón: Heb 7,25-8,6 (“Siempre vive para interceder por nosotros… Se ofreció a sí mismo… Mediador de una mejor Alianza”); Mc 3,7-12 (“Curó a muchos”)

Contemplación, vivencia, misión: Jesucristo es siempre sorprendente, “misterio” de un amor infinito. También ahora nos lleva en su Corazón y nos presenta al Padre, “lleno de gozo en el Espíritu Santo” (Lc 10,21), unidos a su “sí” de donación. El pacto de amor de Dios con la humanidad se está realizando, gracias a Cristo “Mediador”, en la medida en que la humanidad entera quiera ser de verdad una sola familia. Él sigue “curando” todas las lacras que brotan de un corazón dividido. Jesús vivió y sigue viviendo en sintonía esponsal con la historia de cada persona y de la humanidad entera.

* Con María, “Madre de la Esperanza”, a la sorpresa de Dios Amor: La unidad entre los cristianos y en toda la familia humana será fruto de una “sosegada y limpia mirada a la verdad” (San Juan Pablo II, UUS 2). María sigue invitando a dejarse sorprender por la Palabra del Señor: “Haced lo que él os diga” (Jn 2,5).

Anuncios

Los comentarios están cerrados.