Martes semana segunda de Cuaresma (14 marzo 2017)

De Corazón a corazón: Is 1,10.16-20 (“Aprended a hacer el bien… Si fueren vuestros pecados como la grana, como la nieve blanquearán”); Mt 23,1-12 (“El mayor entre vosotros sea vuestro servidor”)

Contemplación, vivencia, misión: Los dones de la creación y de la nueva creación tienen la “marca de fábrica”: Dios Amor. Todo los dones que no se conviertan en servicio y en solidaridad, se nos escaparán de las manos. La vida se puede rehacer siempre. Las sombras se diluyen ante la Luz; las manchas se purifican en Jesús que "ha venido para servir y para dar su vida en rescate por todos" (Mc 10,45). La Misericordia tiene la última palabra.

* Con la “Madre de la Esperanza”, a la sorpresa de Dios Amor: La "llena de gracia" y la "Madre del Señor" se ha hecho la "sierva", especialmente desde que llevaba al "Siervo del Señor" en su seno. “Cada joven puede descubrir en la vida de María el estilo de la escucha, la valentía de la fe, la profundidad del discernimiento y la dedicación al servicio (cfr. Lc 1,39-45)” (Documento preparatorio Sínodo 2018).

t?sender=aZXNxdWVyZGFiaWZldEBnbWFpbC5jb20%3D&type=zerocontent&guid=fef4a67b-fe79-45c2-bd19-42ac1f6d08bc

Anuncios

Los comentarios están cerrados.