DOMINGO DE RAMOS, Año A (9 abril 2017)

De Corazón a corazón: Is 50,4-7 ("No me resistí, ofrecí mis espaldas a los que me golpeaban"); Fil 2,6-11 ("Se humilló a sí mismo, obedeciendo hasta la muerte de cruz"); Mt 26,14-27,66 (Pasión según S. Mateo: "Mi tiempo está cerca; en tu casa voy a celebrar la Pascua con mis discípulos")

Contemplación, vivencia, misión: Jesús, hoy, domingo de Ramos, se invita a celebrar su "Pascua" en nuestra casa. Nos ofrece compartir su misma vida y nos acompaña. Él quiere "reinar" en corazones y comunidades, que hagan de la vida una "cruz" de donación y perdón. "Inmolémonos nosotros mismos a Dios, ofrezcámosle todos los días nuestro ser con todas nuestras acciones… Imitemos su pasión con nuestros padecimientos, honremos su sangre con nuestra sangre, subamos decididamente a su cruz" (S. Gregorio Nacianceno, Sermón 45)

* Con la “Madre de la Esperanza”, a la sorpresa de Dios Amor: Todos los años, María (y los primeros años también con S. José) subía a Jerusalén para celebrar la Pascua (cfr. Lc 2,41). Su vida fue siempre un camino de "Pascua" compartida con Jesús, como "la mujer" figura de la Iglesia "junto a la cruz" (Jn 19,25ss). Con ella experimentaremos que “Dios no defrauda, la esperanza en él no desilusiona. Dios viene al encuentro de su Pueblo” (Papa Francisco, 2 febrero 2017).

Anuncios

Los comentarios están cerrados.