Jueves semana sexta de Pascua (25 mayo 2017)

De Corazón a corazón: Hech 18,1-8 (En Corinto “Pablo se entregó por completo a la predicación de la Palabra”); Jn 16,16-20 (“Un poco y no me veréis, y otro poco y me veréis… vuestra tristeza se cambiará en gozo”)

Contemplación, vivencia, misión: Compartir la cruz y la resurrección de Cristo, significa vivir en sintonía con su Corazón "manso y humilde" (Mt 11,29), abierto en la cruz para comunicar la salvación a toda la humanidad. “Sobre todo, metámonos, y no para luego salir, mas para morar, en las llagas de Cristo, y principalmente en su costado, que allí en su corazón, partido por nos, cabrá el nuestro y se calentará con la grandeza del amor suyo“ (S. Juan de Ávila, Carta 74)

* Con la “Madre de la Esperanza”, a la sorpresa de Dios Amo: El dolor de la aparente "ausencia" de Cristo lleva al gozo de compartir su misma "espada" (cfr. Lc 2,35), junto a la cruz (cfr. Jn 19,25) y en el cenáculo de Pentecostés (Hech 1,14ss). “Como la joven María, podéis hacer que vuestra vida se convierta en un instrumento para mejorar el mundo. Jesús os llama a dejar vuestra huella en la vida, una huella que marque la historia, vuestra historia y la historia de muchos” (Papa Francisco, JMJ 2017). (Donde se celebre la Ascensión en este jueves, ver Año Litúrgico)

Anuncios

Los comentarios están cerrados.