Lunes semana novena Tiempo Ordinario (5 junio 2017)

De Corazón a corazón: Tob 1,1-2; 2,1-9 (Tobías: “Ve a buscar un pobre”); Mc 12,1-12 (“Un hombre plantó una viña… Respetarán a mi hijo”)

Contemplación, vivencia, misión: La Escritura describe siempre ambientes familiares, de convivencia y trabajo. Si Jesús está “en medio” (Mt 18,20), es él quien aquí y ahora invita a abrir los ojos y el corazón a las necesidades de los demás hermanos. Dios quiso rehacer el ambiente familiar de su pueblo, de su “viña”, y envió a su Hijo: Belén, Nazaret, Calvario, sepulcro… Sólo él, muriendo y resucitando, puede recomponer los platos rotos. Nos pide compartir y completar su tarea. “No existe una parte en el mundo que escape a la victoria de Cristo Resucitado. ¿Y cuál es la victoria de Cristo Resucitado? La victoria del amor” (Papa Francisco, 26 abril 2017).

* Con la “Madre de la Esperanza”, a la sorpresa de Dios Amor: Todos los años, la Sagrada Familia iba a “celebrar la Pascua” (cfr. Lc 2,41). Los tres años de la vida pública de Jesús son un itinerario hacia la Pascua anual. “El santo pueblo fiel de Dios es gente que está de pie – “homo viator” – y camina, pero de pie, “erectus”, y camina en la esperanza. Y a donde quiera que va, sabe que el amor de Dios lo ha precedido” (Papa Francisco, 26 abril 2017).

Anuncios

Los comentarios están cerrados.