Viernes semana octava Tiempo Ordinario (9 junio 2017)

De Corazón a corazón: Tob 11,5-17 (Regreso de Tobías a casa); Mc 12,35-37 (“La muchedumbre le oía con agrado”)

Contemplación, vivencia, misión: La vida se asume de verdad cuando nos sentimos acompañados por Cristo. Dios hecho hombre, nuestro protagonista y hermano. La realidad (son sus luces y sombras) se ilumina mirándola con su mirada. Todo es gracia. Dios “hace salir su sol” con cariño paternal, sobre buenos y malos. El “misterio” continúa porque en la historia se refleja el gran misterio de Dios Amor. Mientras tanto, siempre es posible sonreír, escuchar, acompañar, ayudar, olvidándose de sí mismo.

* Con la “Madre de la Esperanza”, a la sorpresa de Dios Amor: La fe, la vida de gracia, la fidelidad a la propia vocación, la perseverancia, todo es una gracia que Dios da sin discriminación, con tal que el corazón no se cierre en su autosuficiencia y orgullo egoísta. María es “modelo de fe vivida” (Juan Pablo II). “Jesús nos asegura que no nos espera sólo al final de nuestro largo viaje, sino nos acompaña en cada uno de nuestros días” (Papa Francisco, 26 abril 2017).

Anuncios

Los comentarios están cerrados.