Lunes semana 11ª Tiempo Ordinario (19 junio 2017)

De Corazón a corazón: 2Cor 6,1-10 (“Como tristes, pero siempre alegres; como pobres, aunque enriquecemos a muchos; como quienes nada tienen, aunque todo lo poseemos"); Mt 5,38-42 (“No hagáis frente al que os agravia… Ofrece la otra mejilla”)

Contemplación, vivencia, misión: Los enredos y "pleitos" son marañas frecuentes en la historia humana. Nos basta saber que Cristo nos ama y nos acompaña. El secreto está en amar como nos ha amado el Señor: vivir y morir en la verdad de la donación. Reaccionar amando como Jesús, es imposible a nuestra naturaleza humana; pero él lo hace posible si le dejamos amar, orar y vivir en nosotros. La sorpresa de nuestra miseria se supera con dejarse sorprender todos los días por el amor de Dios. “Todos nosotros, en nuestra vida, hemos tenido momentos difíciles, oscuros; momentos en los cuales caminábamos tristes… Y Jesús siempre está junto a nosotros para darnos esperanza… porque Él está junto a nosotros caminando con nosotros. Siempre”(Papa Francisco, 24 mayo 2017)

* Con la “Madre de la Esperanza”, a la sorpresa de Dios Amor: Es difícil perdonar de corazón. En el Corazón de María seguirían resonando las expresiones: "no había sitio en el albergue", "Herodes quiere matar al niño"… y los sarcasmos de la cruz. Ella vivía en sintonía con el Corazón de Jesús, el “Salvador”: "Perdónales, Padre, porque no saben lo que hacen". El nombre de "Jesús" sana y "salva".

Anuncios

Los comentarios están cerrados.